Amigos que pasan y dejan su huella aqui. Gracias por estar .Paz a tu corazon

Recuerda amigo cuando entras a la Casa de Dios pisas Tierra Sagrada.

La Casa de Dios es el lugar más Santo de todo el universo. Cada vez que entres ,recuerda que allí ,vive Jesús en el Sagrario y te espera con AMOR.

Vístete decorosamente, apaga tu celular y ten fe que todo lo que pidas, si eres respetuoso , piadoso en tus actitudes y posturas en el Templo, sera recibido por el Señor con agrado .

Y tu alma ya no será la misma.

Haz silencio. Busca cerrar tus ojos y quédate quieto. Dios esta en su Casa. El Amor puede hablarte íntimamente .

Mi deseo es que Dios se manifieste en ti.


Cristo Resucito, DIOS VIVE ENTRE NOSOTROS

domingo, 27 de septiembre de 2009

Cristo da y en su dar hay multiplicidad de bien . Desborda de Amor y supera todo muro de traición, dolor y muerte


El Amor de CRISTO es exigente con los suyos. El camina hacia el martirio en el Amor y en el mandamiento nuevo exige a sus discípulos que se amen con un amor como el de El. Es un Amor que da hasta el martirio. Un amor que da la vida por aquellos que están unidos en comunión.

La fuerza del Amor de Dios , sobrepasa todo dolor corporal, toda traición, todo mal. Su amor permanece inalterable frente al conocimiento del mal.
Ese Amor Cristico supera todo limite físico, limite de la razón, es una emanación pura de la Gloria del Padre y exhalación del poder divino.
A Cristo se le revela el conocimiento certero, que no se nubla por el temor ,sino que se supera y transforma por el Amor. El conocimiento no nubla el corazón.
Al conocer se entrega mas por los otros. Su saber amoroso es libre , santo, y único .
Cristo da y en su dar hay multiplicidad de bien . Desborda de Amor y supera todo muro de traición, dolor y muerte , pq su corazón es diáfano y amante de los hombres. Dona conocimiento, exhorta al amor, da enseñanzas hasta el momento de la exhalación de su ultimo suspiro.

En cada eucaristía celebrada,...

La palabra en la Eucaristía ES Dios, ES Creadora .
La palabra hace memoria de los acontecimientos pasados, que se resignifican
en el presente como nuevos, ya q Cristo es novedad.
El Misterio redentor y salvador, que encierra la Sagrada eucaristía exige un silencio adoratriz,
un silencio de alabanza y un silencio de oración, de parte de los fieles que participan en la misa como pueblo sacerdotal.
En cada eucaristía celebrada, la palabra creadora hace participar a la creación entera . Cada acto, cada gesto, cada palabra dentro del Sacrificio eucarístico crea eventos que traen consecuencias a todo el universo entero en su forma y en todas sus creaturas, Dios obra misteriosamente,

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Donde esta su Hijo, la Dulce Virgen permanece.

Y Cristo habitaba en mi Corazón, recién descendido Cuerpo y Sangre .

Cuanto Amor nos dispensa el Señor de los Señores.

Escribo con los ojos mojados, conmovidos…



El Reino esta allí donde El es Nombrado y Aceptado. El se Presenta, se Encarna, se hace Palabra a los sedientos de su Amor y Verdad.


Lloro de Alegría, ese júbilo que nadie me puede quitar, que mora escondido en mi núcleo, como un precioso tesoro .




Donde dos o tres estén reunidos en mi Nombre Alli estaré en medio de Uds.

María esta allí donde esta su Hijo.

¡Lloro de Amor ¡

Adriana

En la Casa de mi Padre se reza o no se habla

OH Jesús Amo postrarme en tus santos altares, a los pies de tu Tabernáculo, donde perpetuamente presente, tu Santísimo Cuerpo ,Sangre, Alma y Divinidad están allí y junto a Ti, tu madre la dulce Virgen Maria , sus Ángeles y santos.

OH Jesús Mío te amo. Cuanto Amo besar el suelo de tus Iglesias , de tus altares donde día a día desciendes al Gólgota en Sacrificio, para entregarte a todos los hombres , como Pan Angélico.

OH Jesús, cuanto sufro en tus templos profanados por las faltas de amor y de respeto ante tu Divinidad, el desorden, la falta de piedad.
Cuanto sufro en tus templos, convertidos en espacios sociales de recreación donde los fieles solo se buscan a si mismos, olvidándose de Ti

OH Cuanto sufro Jesús, y me siento impotente ya que aun cuando pido silencio no hacen caso.
Que dolor Dios Mío, el celo por lo Sagrado, por el respeto de la Casa de mi Padre me quema por dentro como un fuego que me abraza y consume y gritaría a los cuatro vientos si pudiera ....
En la Casa de mi Padre se reza o no se habla

Adriana

Dios Mío . Cuantas veces no te presentamos en nuestro corazón EL TRONO QUE MERECES

“...consideren que están muertos al pecado, y que viven para Dios, unidos a Cristo Jesús...”dice San Pablo

Estas líneas sacuden fuerte mi corazón , y siento una agitación de temor santo, acompañado de una fuerte sensación de indignidad y un grito agónico desde el centro de mi alma dice

Señor Ten piedad de Mi.
Cuantas veces caigo y tu Señor sigues esperándome y desciendes a mi alma miserable con tu Purísimo Cuerpo. Que indigna soy, escribo y lloro .

Ay Dios Mío . Cuantas veces no te presentamos en nuestro corazón EL TRONO QUE MERECES. PERDÓN DIOS MIO . PERDÓN Y MISERICORDIA.

PERDÓN porque es un privilegio que muchas veces no correspondemos con la verdadera
Piedad.
PERDÓN .


Adriana

lunes, 7 de septiembre de 2009

Oracion de abandono

Padre, en tus manos me pongo,
haz de mi lo que quieras.
Por todo lo que hagas de mi, te doy gracias.
Estoy dispuesto a todo,
lo acepto todo,
con tal de que Tu voluntad se haga en mí
y en todas tus criaturas.
No deseo nada más, Dios mío.
Pongo mi alma entre Tus manos, te la doy, Dios mío,
con todo el ardor de mi corazón porque te amo,
y es para mi necesidad de amor el darme,
el entregarme entre tus manos sin medida,
con infinita confianza,
porque Tu eres mi Padre.


Carlos de Foucauld

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Santos incorruptos.

Aqui santos que luego de centenares de años luego de su muerte , se han encontrado incorruptos. Podemos apreciar la Santidad de Dios en ellos. Los santos dan Gloria a Dios con sus vidas, y trascienden la muerte siendo almas eucaristicas que han dedicado su vida al Amor, al Bien, a la Verdad, a DIOS.





El Santo Padre Pio

martes, 1 de septiembre de 2009

Los angeles y los santos

Cuentan que san Francisco de Sales, antes de empezar a predicar, solía mirar a todas las personas que tenía ante él, para saludar a sus ángeles custodios. Santa Micaela del Santísimo Sacramento encomendaba a su ángel que necesitaba ver a determinada persona, y la persona acudía, sin ella haberla llamado previamente. Cuando le preguntaba que por qué había ido a verla, contestaban: «No lo sé, he sentido un impulso interior irresistible a hacerlo».

Cuenta la tradición que los ángeles labraban en lugar de san Isidro cuando éste oía misa a diario; y yendo santa Teresa de Jesús desde Salamanca a Alba de Tormes, al cruzar el monte de Los Perales, el carretero se perdió y, cuando se disponían a pasar allí la noche, dos jóvenes con antorchas les pusieron en el camino real. San Josemaría Escrivá solía recomendar: «Ten confianza con tu ángel custodio. Trátalo como a un entrañable amigo (lo es) y él sabrá hacerte mil servicios en los asuntos ordinarios de cada día»; el Papa Pío XI, cuando tenía que realizar algún trabajo delicado, se encomendaba a su ángel custodio, pidiéndole que le facilitara el camino. Y si, además, tenía que tratar algún asunto complicado con alguien, solía invocar al ángel custodio de su interlocutor, para pedirle que iluminara a éste y les ayudara a llevar el tema a buen término.


Santa Faustina Kowalska narra, en sus memorias, una intervención de su ángel de la guarda: «El ángel custodio me ha recomendado que rece por cierta alma, y por la mañana he sabido que se trataba de una persona que había entrado en agonía en aquel momento. De manera sorprendente Jesús me hace conocer que alguien tiene necesidad de mis oraciones. De modo particular vengo a saberlo cuando quien tiene necesidad de mis oraciones es un alma en agonía».

A santa Gema Galgani su ángel custodio solía aparecérsele con frecuencia y conversaba con ella con toda naturalidad. A veces, rezaban juntos, o meditaban sobre la pasión del Señor. Su ángel, una vez, llegó a decirle: «Mira lo que Jesús ha sufrido por los hombres. Considera sus heridas una por una. Es el amor lo que las abrió todas. Mira lo horrible que es el pecado, ya que, para expiarlo, han sido necesarios tanto dolor y tanto amor».





Oración al Ángel Custodio

Ángel de mi guarda, dulce compañía, no me desampares ni de noche, ni de día, hasta que me entregues en los brazos de María. No me dejes solo, que me perdería.


«La existencia de seres espirituales, no corporales, que la Sagrada Escritura llama habitualmente ángeles, es una verdad de fe. El testimonio de la Escritura es tan claro como la unanimidad de la Tradición.
Desde su comienzo, hasta la muerte, la vida humana está rodeada de su custodia y de su intercesión».
Catecismo de la Iglesia católica



+++

Etiquetas

Aqui estoy solo para Glorificar a Dios y hacerlo Amar.