Amigos que pasan y dejan su huella aqui. Gracias por estar .Paz a tu corazon

Recuerda amigo cuando entras a la Casa de Dios pisas Tierra Sagrada.

La Casa de Dios es el lugar más Santo de todo el universo. Cada vez que entres ,recuerda que allí ,vive Jesús en el Sagrario y te espera con AMOR.

Vístete decorosamente, apaga tu celular y ten fe que todo lo que pidas, si eres respetuoso , piadoso en tus actitudes y posturas en el Templo, sera recibido por el Señor con agrado .

Y tu alma ya no será la misma.

Haz silencio. Busca cerrar tus ojos y quédate quieto. Dios esta en su Casa. El Amor puede hablarte íntimamente .

Mi deseo es que Dios se manifieste en ti.


Cristo Resucito, DIOS VIVE ENTRE NOSOTROS

lunes, 5 de diciembre de 2011

Visita a Ciudad de Assis -

Tuve la dicha de estar alli y poder visitar esta hermosa ciudad en julio del 2011.GRACIAS SEÑOR


Casa de Santa Gema

Alli tuve la gracia de estar en julio de este año.
GRACIAS SEÑOR-


St. Therese

Santa Gemma Galgani

SANTA GEMA GALGANI ruega por nosotros

Sufrió la Pasión por amor a Jesús y a los pecadores.
Fiesta: 11 de abril





Nació en 1878. Sufrió grandemente por su precaria salud y el desprecio de quienes rechazaban sus prácticas de devoción, éxtasis y otros fenómenos. Vivió para Jesús, Su Santísima Madre y para rescatar a los pecadores.
Tuvo periódicamente las estigmas de la Pasión y las llagas de la flagelación en todo su cuerpo.
Padeció ataques físicos del demonio y tuberculosis en la espina dorsal. Las pruebas no pudieron separarla de su comunión con Nuestro Señor sino que mas bien la fortalecieron.
Queriendo ser pasionista, no se le permitió por su delicada salud. Murió en Lucca, ciudad donde vivió casi toda su vida. Era un Sábado Santo del año 1903. Tenía solo 25 años.
Fue beatificada en el año 1933 y canonizada en 1940 como santa pasionista.

lunes, 31 de octubre de 2011

La santidad es para todos. San Josemaria Escriva

El único modelo
El gran secreto de la santidad se reduce a parecerse más y más a El, que es el único y amable Modelo.
Forja, 752

Se manifiesta en hechos
La santidad personal no es una entelequia, sino una realidad precisa, divina y humana, que se manifiesta constantemente en hechos diarios de Amor.
Forja, 440

En lo pequeño
La santidad "grande" está en cumplir los "deberes pequeños" de cada instante.
Camino, 817

Elegidos desde toda la eternidad
Vosotros y yo formamos parte de la familia de Cristo, porque El mismo nos escogió antes de la creación del mundo, para que seamos santos y sin mancha en su presencia por la caridad, habiéndonos predestinado como hijos adoptivos por Jesucristo, a gloria suya, por puro efecto de su buena voluntad (Eph I, 4-5). Esta elección gratuita, que hemos recibido del Señor, nos marca un fin bien determinado: la santidad personal, como nos lo repite insistentemente San Pablo: hæc est voluntas Dei: sanctificatio vestra (1 Thes IV, 3), ésta es la Voluntad de Dios: vuestra santificación. No lo olvidemos, por tanto: estamos en el redil del Maestro, para conquistar esa cima.
Amigos de Dios, 2

Así como el clamor del océano se compone del ruido de cada una de las olas, así la santidad de vuestro apostolado se compone de las virtudes personales de cada uno de vosotros.
Camino, 960

Acabar bien las tareas
La santidad está compuesta de heroísmos. —Por tanto, en el trabajo se nos pide el heroísmo de "acabar" bien las tareas que nos corresponden, día tras día, aunque se repitan las mismas ocupaciones. Si no, ¡no queremos ser santos!
Surco, 529

El santo no nace, se hace
Ciertamente se trata de un objetivo elevado y arduo. Pero no me perdáis de vista que el santo no nace: se forja en el continuo juego de la gracia divina y de la correspondencia humana. Todo lo que se desarrolla —advierte uno de los escritores cristianos de los primeros siglos, refiriéndose a la unión con Dios—, comienza por ser pequeño. Es al alimentarse gradualmente como, con constantes progresos, llega a hacerse grande. Por eso te digo que, si deseas portarte como un cristiano consecuente —sé que estás dispuesto, aunque tantas veces te cueste vencer o tirar hacia arriba con este pobre cuerpo—, has de poner un cuidado extremo en los detalles más nimios, porque la santidad que Nuestro Señor te exige se alcanza cumpliendo con amor de Dios el trabajo, las obligaciones de cada día, que casi siempre se componen de realidades menudas.
Amigos de Dios, 7

Lo imprescindible
¿Santo, sin oración?... —No creo en esa santidad.
Camino, 107

La santidad está en la lucha, en saber que tenemos defectos y en tratar heroicamente de evitarlos.
La santidad —insisto— está en superar esos defectos..., pero nos moriremos con defectos: si no, ya te lo he dicho, seríamos unos soberbios.
Forja, 312

En el trabajo
Las tareas profesionales —también el trabajo del hogar es una profesión de primer orden— son testimonio de la dignidad de la criatura humana; ocasión de desarrollo de la propia personalidad; vínculo de unión con los demás; fuente de recursos; medio de contribuir a la mejora de la sociedad, en la que vivimos, y de fomentar el progreso de la humanidad entera...
—Para un cristiano, estas perspectivas se alargan y se amplían aún más, porque el trabajo —asumido por Cristo como realidad redimida y redentora— se convierte en medio y en camino de santidad, en concreta tarea santificable y santificadora.
Forja, 702


sábado, 1 de octubre de 2011

"La Florecita", "Santa Teresita de Lisieux" Doctora de la Iglesia




Santa Teresa del Niño Jesús nació en la ciudad francesa de Alençon, el 2 de enero de 1873, sus padres ejemplares eran Luis Martin y Acelia María Guerin, ambos venerables. Murió en 1897, y en 1925 el Papa Pío XI la canonizó, y la proclamaría después patrona universal de las misiones. La llamó «la estrella de mi pontificado», y definió como «un huracán de gloria» el movimiento universal de afecto y devoción que acompañó a esta joven carmelita. Proclamada "Doctora de la Iglesia" por el Papa Juan Pablo II el 19 de Octubre de 1997 (Día de las misiones).

«Siempre he deseado, afirmó en su autobiografía Teresa de Lisieux, ser una santa, pero, por desgracia, siempre he constatado, cuando me he parangonado a los santos, que entre ellos y yo hay la misma diferencia que hay entre una montaña, cuya cima se pierde en el cielo, y el grano de arena pisoteado por los pies de los que pasan. En vez de desanimarme, me he dicho: el buen Dios no puede inspirar deseos irrealizables, por eso puedo, a pesar de mi pequeñez, aspirar a la santidad; llegar a ser más grande me es imposible, he de soportarme tal y como soy, con todas mis imperfecciones; sin embargo, quiero buscar el medio de ir al Cielo por un camino bien derecho, muy breve, un pequeño camino completamente nuevo. Quisiera yo también encontrar un ascensor para elevarme hasta Jesús, porque soy demasiado pequeña para subir la dura escalera de la perfección».

Teresa era la última de cinco hermanas - había tenido dos hermanos más, pero ambos habían fallecido - Tuvo una infancia muy feliz. Sentía gran admiración por sus padres: «No podría explicar lo mucho que amaba a papá, decía Teresa, todo en él me suscitaba admiración».

Cuando sólo tenía cinco años, su madre murió, y se truncó bruscamente su felicidad de la infancia. Desde entonces, pesaría sobre ella una continua sombra de tristeza, a pesar de que la vida familiar siguió transcurriendo con mucho amor. Es educada por sus hermanas, especialmente por la segunda; y por su gran padre, quien supo inculcar una ternura materna y paterna a la vez.

Con él aprendió a amar la naturaleza, a rezar y a amar y socorrer a los pobres. Cuando tenía nueve años, su hermana, que era para ella «su segunda mamá», entró como carmelita en el monasterio de la ciudad. Nuevamente Teresa sufrió mucho, pero, en su sufrimiento, adquirió la certeza de que ella también estaba llamada al Carmelo.

sábado, 3 de septiembre de 2011

La Comunión de los Santos

Mensaje sobre el Purgatorio
22 de Septiembre de 1975

LA COMUNION DE LOS SANTOS

Hijo, te he dicho repetidamente que Yo soy el Amor; donde hay amor estoy Yo.

Yo Soy el Amor Infinito, Eterno, Increado, venido a la tierra a reconciliar y por consiguiente reunir con Dios a la humanidad arrancada del odio.

El amor por su naturaleza tiende a la unión, como el odio por su naturaleza tiende a la división.

Nosotros somos Tres, pero el Amor Infinito nos une íntimamente en Uno solo, en una sola naturaleza, esencia y voluntad.

El amor me ha llevado a Mí, Verbo eterno de Dios hecho carne, a inmolarme a fin de que se diese a todo hombre la posibilidad de unirse en Mí a Dios, y formar Conmigo una sola cosa, como Yo soy una sola cosa con mi Padre que me ha enviado.

Hijo, desde hace más de cien años el Materialismo como sombra oscura y densa, envuelve buena parte de la humanidad.

Él ha ofuscado también en mi Cuerpo Místico, esto en el alma de muchos fieles y sacerdotes, el dogma de la Comunión de los Santos que es una realidad espiritual grandiosa, viva, verdadera y operante en Cielo y tierra.

No hay términos aptos para explicar su grandeza, potencia y actuación vibrante de amor y de vida. No hay palabras en vuestro lenguaje, aptas para hacer comprender el invisible, misterioso intercambio que encuentra su centro en mi Corazón misericordioso.

Pocas son las almas que han comprendido, y pocos son también los sacerdotes que, además de creer abstractamente, viven activamente en esta Comunión con los bienaventurados comprensores del Paraíso, con las almas en espera en el Purgatorio y con los hermanos militantes en la tierra.

La muerte, contrariamente a los prejuicios con respecto a ella, no pone fin a la actividad de las almas. La muerte que, con palabra más precisa deberíais llamar "tránsito", es un pasar del tiempo a la eternidad, que no es poner fin a la actividad del alma, sea en el bien, sea en el mal.

La familia de Dios

En cualquier familia ordenada en el amor, cada miembro que la constituye, concurre al bien común en un intercambio de bienes dados y recibidos en una comunión armoniosa.

En un grado con mucho superior, así es en la gran Familia de todos los hijos de Dios: militantes en la tierra, en espera en el Purgatorio y bienaventurados en el Paraíso.

Por tanto es necesario, con el fin de volver cada vez más rica de frutos divinos la fe en esta Realidad divina y humana, brotada de mi Inmolación en la Cruz, tener sobre ella ideas precisas.

Se debe:

1) Creer firmemente en el dogma de la Comunión de los Santos.

2) Cuando se habla de la familia de los hijos de Dios, los sacerdotes deben dejar bien claro que a esta familia pertenecen los peregrinos en la tierra, las almas en espera en el Purgatorio y los justos del Paraíso, esto es los santos.

3) Los sacerdotes (muchos de los cuales ponen el acento casi exclusivamente en las cuestiones sociales en favor de los hermanos militantes, deplorando con razón las injusticias perpetradas) olvidan casi siempre las injusticias más graves hechas en perjuicio de los hermanos que están en el Purgatorio.

Para tal gravísima omisión se necesita o no creer en el Purgatorio o no creer en el tremendo sufrimiento al que las almas purgantes están sometidas.

La necesidad de ayuda de las almas en espera es bastante más grande que la de la criatura humana que más sufre en la tierra.

El deber en fin de caridad y de justicia hacia las almas en pena es mas acuciante para vosotros en cuanto que , no raras veces, hay allí almas purgantes que su­fren por culpa de vuestros malos ejemplos, porque habéis sido cómplices con ellas en el mal o en cualquier forma ocasión de pecado.

Si la fe no es operante, no es fe.

La vida continúa

Hijo mío, se necesita hacer entender con claridad que la vida continúa después de la tumba.

Todos aquellos que os han precedido en el signo de la fe, sea que estén en el Pur­gatorio o ya en el Paraíso, todavía os aman con amor mas puro, más vivo y más grande.

Están animados por un gran deseo de ayudaros a superar las duras pruebas de la vida para que alcancéis, como ellos ya han alcanzado, el gran punto de llegada, el fin de la vida misma.

Ellos conocen ya muy bien todos los peligros que acechan a vuestras almas.

Pero su ayuda con respecto a vosotros, está condicionada en buena medi­da por vuestra fe y vuestra libre voluntad para acercaros a ellos con la oración y con la confianza en su eficacísimo patrocinio ante Dios y la Virgen Santísima.

Si los sacerdotes y los fieles están animados de vivísima fe, conscientes de los inagotables recursos de gra­cias, de ayudas y de dones que pueden obtener de este Dog­ma de la Comunión de los Santos, verán centuplicado su poder sobre las fuerzas del Mal.

Yo he dotado a mi gran Familia de riqueza y po­tencia insondable y la robustezco con la fuerza invenci­ble de un Amor infinito y eterno.

Recursos inutilizados

Mis sacerdotes instruyen a los fieles con palabras sim­ples y claras, diciendo que vuestros hermanos que han cum­plido ya en la tierra el periplo de su vida tempo­ral, no están divididos de nosotros, no están lejanos de vosotros.

Decid también que no están inertes y pasivos a vuestro respecto sino que, en un nuevo estado de vida más perfecta que la vuestra, os están cercanos, os aman. Ellos toman parte, en medida de la perfección alcan­zada, en todas las vicisitudes de Mi Cuerpo Místico.

Os repito que ellos no pueden descartar vuestra libertad pero, si son solicitados por vuestra fe y por vues­tras invocaciones, os están y estarán cada vez más cercanos en la lucha contra el Maligno.

Os miran, os siguen e inter­vienen en la medida determinada por vuestra fe y por vuestra libre voluntad.

Hijo mío, ¡qué inmensos tesoros ha predispuesto mi Padre para vosotros!

¡Cuán inmensos recursos inutili­zados!

¡Cuántas posibilidades de bien dejadas caer en el va­cío!

Se afirma creer, pero no hay más que un mínimo de co­herencia con la fe en la que se dice creer.

Te bendigo. ¡Ámame!

(Confidencias de Jesús a un Sacerdote – P. Ottavio Michelini)

jueves, 18 de agosto de 2011

PADRE PIO Y LA NOCHE OSCURA


   La idea de la noche oscura, o alta noche del espíritu, nace en la mística cristiana y remonta, de modo particular, a Gregorio de Nissa, aunque es Juan de la Cruz, que le otorga un valor primario por la vida espiritual y por la experiencia mística.  

Donato Calabrese
   La noche oscura o Noche del espíritu, es una experiencia desoladora y mientras tanto privilegiada por la vida misma del alma, en la que Dios purifica y renueva, dejando “el intelecto en las tinieblas, la voluntad en la aridez, la memoria sin recuerdos y los cariños inmersos en el dolor y en la angustia”.  
   Efectivamente, “el alma no puede adherirse a Dios a través de una unión trasformante o boda espiritual hasta cuando no se purifica de todas sus miserias y debilidades”.
    En esta Noche espiritual Dios dona de vez en vez un poco de alivio; pero el alma volverá enseguida a sentirse inmersa en las tinieblas, hasta cuando no entre en la última fase de la vida de perfección que es la unión trasformante.   
   Las primeras señales, si así podemos llamarle, de la que Padre Pio llama la noche del alma, remontan al año anterior, y precisamente en la carta escrita a padre a Benedetto de san Marco en Lamis, dónde puntea, a tintes hoscos, el estado íntimo de su espíritu y los efectos de la oscuridad desoladora en la que sabia afanosamente la “lejanía” de Dios. Una tal situación provoca un dúplice efecto en su íntimo: el pensamiento que la misma alma haya sido infiel con su Dios y la cognición que el amor misericordioso de Jesús no deja de hacerse sentir en su corazón agitado, aunque él percibe intensamente la oscura noche del espíritu, por la que no filtra tampoco un rayo de luz divina.  
   Es la “noche oscura”. Hasta ahora el alma ha vivido alegrándose  consuelos divinos y dejándose mecer del amor de Dios. Ahora, en cambio, las alegrías y los consuelos desaparecen completamente, y se encuentra hundida en la oscuridad más oscura de la fe, con un tormento que Padre Pio reputa parecido a las as almas que han perdido para siempre el Dios.   
   La idea de la noche oscura, o alta noche del espíritu, nace en la mística cristiana y remonta, de modo particular, a Gregorio de Nissa, aunque es Juan de la Cruz, que le otorga un valor primario por la vida espiritual y por la experiencia mística.  
   La “noche oscura” no debe ser interpretada sólo en sentido negativo, a causa del aridez espiritual que vive el alma, pero también como tiempo privilegiado en que la misma es purificada y transformada por el amor, uniéndose a Dios, como se entreve admirablemente en estas versículas poéticas de Juan de la Cruz, el que la Iglesia Católica honra del título de Doctor Mysticus: “¡Oh noche que me guiaste!, ¡oh noche amable más que el alborada!, ¡oh noche que juntaste amado con amada, amada en el amado transformada.
La "Noche" "consiste en una prolongada y profunda purificación de las facultades o potencias del alma: intelecto, memoria y voluntad. En este estado Bien la Cumbre purifica la sustancia del alma como el oro purifica en el crisol, haciendo experimentarlas el vacío interior, para llenarla de si. Soy la fe, la esperanza y la caridad, que tienen por sede el intelecto, la memoria y la voluntad, a purificar concretamente estas facultades del alma, por luego disponerla a la unión con Dios. 
   La luz de la contemplación infusa y la oscuridad de las mismas imperfecciones conducen el alma a un profundo tormento de amor, ya que percibe sus límites naturales que las impiden ser unidale a Dios. Eso aún más empuja el alma a desear el amor de perfección que todo lava y purifica. Atravesando tal noche, el alma se pone resplandeciente como ocurre por la madera que, a contacto con el fuego, se transforma, primera perdiendo su humedad, luego secándose hasta a arder de luz nueva”.
   La Noche del espíritu no es, por lo tanto, una simple abstracción, pero pertenece a la vida cristiana y de modo particular a la experiencia sumamente espiritual. Como los escaladores de las cumbres alpinas, las almas místicas se encaraman sobre las cumbres del espíritu, a la búsqueda anhelante de aquel Dios que llama a la alegría y a la comunión, donando la ternura, el amor  y el consuelo de su presencia; luego la purifíca en la “Noche oscura”. No al azar, Juan de la Cruz utiliza las mismases estrofas citadas antes, en otra suyo obra que evoca la escalada de un monte: La Subida del monte Carmelo. 
   En describirle a padre a Benedetto la alta noche del espíritu, Padre Pio afirma que, salida “el alma de esta prueba de fuego, se hace siempre aliviada principalmente por los vestidos del hombre viejo”. 
     Padre Pio está solo. Sólo e inmerso en la desolación más desgarradora, continuando a querer creer y querer aquel mismo Dios que parece negarse de contestar a sus extenuantes invocaciones. No deja de creer y querer, “esperando” contra cada esperanza. Sin embargo, también en él están realizándolas lentamente admirables estrofas poéticas de Juan del Cruz: "¡oh noche que juntaste amado con amada, amada en el amado transformada!”.     
   La noche oscura del alma es el último de un largo camino de purificación que Padre Pío vive en Pietrelcina.
   Durante la misión del Gargano, la noche oscura noche dará paso a otra prueba que lo acompañará durante casi toda su vida. 
 
Deseo agradecer a la Sra. María Ángeles Faus por haberme ayudado en la traducción de este artículo
 

Padre Pio

 


   Es Cristo Jesús que Padre Pio puerta en su cuerpo estigmatizado. Es siempre Cristo, con Su Corazón ardiente de amor, que vive en su corazón trasverberado, donándolo, a su vez, con la palabra y el amor sacerdotal, a las miríadas de almas que recurren a Él. Muchas de ellas lo seguirán en el camino emprendido, consagrándose a Dios. 
Donato Calabrese
 
  Junio es el mes dedicado al Sagrado Corazón de Jesús, cuyo culto, risalente a la tarda edad media, se difundió sobretodo en el siglo XVII, en consecuencia de las apariciones de Jesús a Santa Margherita Maria Alacoque.   
   Uno de los grandes devoto del Sagrado Corazón es Padre Pio de Pietrelcina. Uno de los momentos cruciales de su vida es atado a una aparición de Jesús y es bien representado sobre la en la ventana historiada del la pequeña iglesia de Santa a Anna en Pietrelcina. Francesco tiene cinco o seis años, y es recogido en ruego en el pequeño templo del Burgo Castillo, cuando ve aparecer uno extraño personaje cerca del altar. Es el Sagrado Corazón de Jesús que lo mira colmado de cariño, haciendole señalo de acercarse.  
   Levantado, Francesco se dirige lentamente hacia de Él. Sus ojos inocentes y puros se encuentran con los de Jesús. Francesco se arrodilla delante, mientras que Jesús lo bendice poniéndole delicadamente su mano sobre la cabeza. En este momento íntimo y conmovedor de su infancia, en su corazón es instilado el germen de aquella contemplación infusa que lo devolverá excepcional y visible icono de las maravillas de Cristo y de Su Pasión. De ahora en luego Francesco Forgione vivirá todo para Jesús, sólo deseando de ser otro Jesús, todo Jesús, siempre Jesús", como confiará después muchos años a Cleonice Morcaldi, su hija espiritual.  
   Padre Pio siempre custodiará celosamente, en su corazón, el tesoro escondido de esta aparición del Sagrado Corazón. Toda su existencia será una carrera incesante hacia el amor de Cristo; una identificación vital, un cambio de los corazones, con la presencia de Jesús en su corazón y la suya en el corazón de Cristo. He aquí las causas y los efectos inefables de la unión transformante, por la  que lo que es más profundo en el hombre, y es decir el corazón, se encuentra y se identifica con lo que es de más profundido en Cristo: su corazón, imagen visible de lo que supera cada percepción: su amor misericordioso. Es esta comunión de los corazones que el apóstol Paolo empujó a proclamarles a los cristianos de Galazia: "Ya no soy yo que vivo, es Cristo que me vive en mí". Y es esta unión que le permite a Padre Pio de vivir intensamente, en su querida Pietrelcina, la experiencia mística de la fusión de su corazón con aquel de Cristo: “Con mucho esfuerzo y sufrimiento, me fui a la iglesia para celebrar. Acabada la misa, me retuve con Jesús para el rendimiento de gracias. ¡Ay cuánto fue suave el coloquio con el paraíso en esta mañana! Fue tal que incluso queriendo probarme a querer dir todo no lo podría; hubieron cosas que no pueden traducirse en un lenguaje humano, sin perder su sentido profundo y celeste. El corazón de Jesús y mi corazón, se derritieron. No fueron dos más los corazones que golpearon, pero un solista. Mi corazón desapareció, como una gota de agua que se extravía en un mar. Jesús n'era el paraíso, el rey. La alegría en mí fue sí intensa y sí profunda, que más no [yo] pude contener; las lágrimas más deliciosas me inundaron el rostro".  
   Aquella de Padre Pio es una espiritualidad focalizada sobre la contemplación de la humanidad de Jesús. Querer a Jesús es sentir el propio corazón palpitar al unísono con su corazón: "También entre muchos sufrimientos - le escribe al Director espiritual - soy feliz porque me pareces de sentir mi corazón palpitar con el de Jesús." 
   Es Cristo Jesús que Padre Pia puerta en su cuerpo estigmatizado. Es siempre Cristo, con Su Corazón ardiente de amor, que vive en su corazón trasverberado, donándolo, a su vez, con la palabra y el amor sacerdotal, a las miríadas de almas que recurren a Él. Muchas de ellas lo seguirán en el camino emprendido, consagrándose a Dios. A una de estas almas, Maria Gargani Padre Pio escribirá: “Jesús ha elegido tu alma para ser la benjamina de su Corazón adorable. En este Corazón tú tienes que esconderte; en este Corazón desahogar tus ardientes deseos; en este Corazón todavía vivir aquellos días que la providencia te concederá; en este Corazón morir, cuando al Dios gustará".  
   A otra hija espiritual, Padre Pio preguntará de entregarse toda a Jesús, siempre acordándose de siempre pertenecer a Él: "Él pensará en sustentarte, y ayudarte. A menudo renueva tal dedicación y como auténtico anillo de su sacratissimo Corazón, depende de sus señas, de sus deseos que se manifestarán en tu" corazón.  
   El ruego preferido por Padre Pio, aquéllos que se sustenta sobre la Palabra de Jesús presiente en los Evangelios, es el rosario del Sagrado Corazón, rezado para todos los que se entregan siempre a sus ruegos. La extraordinaria eficacia de la intercesión cerca del Corazón de Cristo no está sino el fruto producido por el connubio entre tal ruego y el total abandono a la voluntad Divina, expresión de un amor todo donado, hasta la última gota de sangre fluida por sus estigmas, al Novio Divino, vida del alma que “muere”.   

miércoles, 17 de agosto de 2011

Beatriz de Silva y Meneses, Santa Fundadora,17 de agosto Beatriz de Silva y Meneses,

Beatriz de Silva y Meneses, Santa
Fundadora,17 de agosto
Beatriz de Silva y Meneses, Santa
Beatriz de Silva y Meneses, Santa

Fundadora de la Orden
de la Concepción de la Bienaventurada Virgen María

Martirologio Romano: En Toledo, en España, santa Beatriz da Silva Meneses, virgen, que fue dama noble de corte de la reina Isabel, pero, después, prefiriendo una vida de mayor perfección, se retiró a las religiosas de la Orden de Santo Domingo durante muchos años y fundó, finalmente, una nueva Orden con el título de Orden de la Concepción de la Bienaventurada Virgen María (1490).
El padre de Beatriz había luchado con las fuerzas portuguesas en la conquista de Ceuta en el año 1415, a las órdenes del capitán Pedro Meneses, conde de Viana y descendiente de los reyes de Castilla. De esa conquista parte el origen de amistad, conocimiento y posterior unión de las familias Silva y Meneses por el matrimonio entre don Rui Gomes de Silva y doña Isabel Meneses. Tuvieron once hijos y dos de ellos están en los altares;Amadeo, el quinto de los hermanos, que tomó el hábito franciscano, fundó la Orden llamada de los "amadeístas" y se dedicó a implantar la reforma en la Iglesia y Beatriz que fue canonizada por el Papa Pablo VI el día 3 de
Beatriz de Silva y Meneses, Santa
Beatriz de Silva y Meneses, Santa
octubre del año 1976.

Se desconoce con certeza el lugar y fecha del nacimiento de Beatriz. En cuanto al lugar algunos entendidos se pronuncian por Ceuta y otros se inclinan por Campomayor; y en lo que se refiere a la fecha se duda entre el 1424 o 1426. Sí se sabe que por los favores prestados en las guerras del norte de Africa, el rey Juan I ofreció la Alcaldía de Campomayor a don Rui Gomez de Silva, ciudad fronteriza con España, en el distrito de Portalegre y perteneciente a la diócesis de Evora, allá en el Alentejo. Fue en la casa solariega de la familia donde tanto Beatriz como sus hermanos recibieron una esmerada educación y aprendieron el amor a Dios, a Jesucristo y a su Madre santa María. Consta como avecindada en Campomayor los años 1434 al 1447.

Cuando el rey Juan II de Castilla contrajo matrimonio con Isabel de Portugal, se traslada la reina portuguesa al lado de su marido y es en Tordesillas (Valladolid) donde está la Corte. Lleva con ella a damas portuguesas que la acompañan y entre las cuales se encuentra Beatriz. Parece que su belleza fascinó al Rey y a cuantos jóvenes la llegaron a conocer; y que eso fue la causa de que pronto llegaran los celos de la Reina. Se cuenta que mandó encerrar a Beatriz en un baúl y que de este cautiverio fue milagrosamente salvada por la Virgen al tercer día de encierro.

Llega al convento de Santo Domingo el Real, en Toledo. Allí moró durante treinta años en calidad de seglar dedicada al silencio y a la oración, al sacrificio y al desprecio del mundo. Llega a contar la historia anónima del siglo XVI que jamás nadie, ni hombre ni mujer, vió su rostro por mantenerlo siempre cubierto con un velo, muy posiblemente por haber sido su belleza el motivo de locuras ajenas. Dedicó todos sus bienes al culto a Dios y a obras de caridad, repartiéndolos entre los pobres. Intenta interesar a la Reina Isabel la Católica en sus proyectos de fundar y consigue de ella la donación de las casas de los palacios reales de Galiana, junto a la muralla norte de Toledo y su capilla. Y contando con la decisión de doce compañeras funda la Orden de la Inmaculada Concepción, que el Papa Inocencio VIII aprueba con la Bula "Inter Universa" el 30 de abril de 1489. Poco tiempo de vida pudo dirigir la nueva orden inmaculista por morir, avisada unos días antes por la Virgen, en la misma fecha en que estaba prevista la ceremonia de toma de velos y fundación.

El franciscano P. Fray Juan de Tolosa evitó la extinción de la recién nacida Orden impidiendo que se fusionaran en Toledo las concepcionistas con las dominicas.

Luego, el también franciscano Cardenal Cisneros volvió a avivar la Orden y facilitó la fundación de nuevos conventos.

Su obra se extendió por Europa y América llegándose a contar la Orden más de 150 monasterios al ser canonizada por Pablo VI el 3 de Octubre de 1976.

Es un consuelo para los españoles ver en la historia patria la decisión y empeño del fervor creyente sin fisuras en la Inmaculada Concepción de la Virgen siglos antes de que esa verdad fuera proclamada dogma por la autoridad máxima de la Iglesia.

viernes, 22 de julio de 2011

Aqui en esta calle nacio San Francisco de Asis



Estuve en este lugar bendito el 5 de julio del 2011

Crucifijo de Santa Gemma Galgani


Aqui rece especialmente el viernes 8 de julio del 2011

martes, 24 de mayo de 2011

- La comunión de los santos significa quelos hombres vivos, los muertos que están en el purgatorio y los santos que están en el cielo, formamos

... todos una sola familia, un solo cuerpo, una solo pueblo que es la Iglesia y sobretodo ¡que nos podemos ayudar unos a otros!

a) LOS SANTOS DEL CIELO son aquellos que, una vez muertos y purificados de sus pecados, se encuentran ya gozando de Dios en el cielo. Hay santos que son reconocidos en la tierra como santos y otros muchos que tal vez no tengan un altar pero que también son santos. A ellos se les llama la IGLESIA TRIUNFANTE.

Los hombres de la tierra podemos pedirles que intercedan por nosotros, es decir, que le pidan a Dios por nosotros o por alguna necesidad en especial.

b) LOS FIELES DE LA TIERRA somos los hombres que estamos en el mundo. A nosotros se nos llama la IGLESIA MILITANTE porque estamos continuamente luchando contra los enemigos del alma para lograr nuestra salvación.

Los hombres podemos ofrecer nuestros sacrificios y oraciones unos por otros.
¡ Si de verdad creyéramos en el poder de la oración, cuánto podríamos ayudar a otras personas con ella ! .
Tal vez tú no puedes curar a los enfermos, aliviar a los que sufren, evitar las guerras, dar a conocer a Jesús en las misiones... pero si puedes rezar por todo eso.
también puedes pedir por las almas del purgatorio para que salgan cuanto antes de ese estado y puedan estar con Dios.

c) LAS ALMAS DEL PURGATORIO son las almas que después de la muerte deben pasar a purificar su alma antes de poder ver a Dios. Ellas forman la IGLESIA PURGANTE.
Los santos y los fieles de la Iglesia (hombres de la tierra) podemos y debemos ayudarlas a entrar al cielo más rápidamente.


- Hay muchas MANERAS DE HACER SUFRAGIOS POR NUESTROS DIFUNTOS :

a) Con la oración. Reza y pide a Dios por ellos.
b) Con obras buenas ofrecidas por ellos, por ejemplo: sacrificios voluntarios, los dolores de la vida presente sufridos con resignación, los actos de paciencia, aceptar la voluntad de Dios, las obras de caridad, la limosna.
c) Ofreciendo la Santa Misa por ellos. Con la misa, ya no somos nosotros solos los que rezamos, sino que Jesús mismo se une a nosotros y se ofrece a sí mismo como víctima para la purificación de las almas purgantes. Por eso la Santa Misa tiene un valor infinito y bastaría una sola para vaciar el Purgatorio.
- Al final de los tiempos las tres Iglesias que somos una sola familia nos reuniremos con Dios Padre y con Cristo como cabeza de esta Iglesia.

PROPÓSITO DEL MES :
Este mes pensaré cada noche que con mis acciones de cada día puedo ganar o perder mi vida eterna. Ofreceré misas, sacrificios y oraciones por mis difuntos.

El día de la fiesta de todos los Santos origen

Nació en las catacumbas de Roma, al honrar de forma general a muchos mártires que en tiempos de Diocleciano fueron inmolados. Este día comenzó a celebrase en el siglo IV, en Antioquía se realizaba una fiesta para todos los mártires el primer domingo después de Pentecostés. El Papa Bonifacio IV en el siglo VII, estableció la fecha el 13 de mayo, día que También se celebraba del panteón a la Virgen y a todos los mártires; durante la misa se dejaban caer los pétalos de rosas rojas en forma de lluvia como señal de júbilo y esperanza. Posteriormente, El Papa Gregorio IV, fue quien después de trasladar gran número de mártires desde las catacumbas a un panteón Romano, lo denominó Iglesia de Santa María de los Mártires, y consagró su fiesta el primero de noviembre del año 835. Esta fecha fue escogida, por coincidir con la terminación de la cosecha, cuando no faltarían los víveres para la gran muchedumbre que ese día se reunía. Hoy se honra en ella a todos los ángeles y santos

Santa Clara de Asís, fue proclamada la patrona de la televisión por el Papa Pío XII, debido a su facultad de ver cosas desde otros lugares (clarividente).

Hay varios candidatos en la Santa Sede para ocupar este mismo lugar en el Internet, los más opcionales son:
a. San Isidoro de Sevilla, un estudioso sacerdote español, del siglo VII, a quien se le atribuye haber escrito la primera enciclopedia del mundo; una colección de 20 volúmenes de diferentes temas.
b. San Maximiliano Kolbe, sacerdote franciscano polaco, y destacado periodista, creó varias imprentas y periódicos católicos en el siglo XX.
c. El Arcángel San Gabriel, mensajero de Dios en la Tierra, y patrono de las telecomunicaciones.
d. Santo Tomás de Aquino, consagrado escritor dominico de la Edad Media.

Los santos(as) llamados “místicos” que tuvieron dones o privilegios especiales, tales como: revelaciones particulares, profecías, glossolalia (don de lenguas) o xenoglosia (hablar en lenguas extranjeras); estigmas, visiones y sueños de Jesús, María, los ángeles u otro santo; bilocación (estar en dos lugares al mismo tiempo), clarividencia, levitación (levantarse del suelo) y demás; no merecen un trato especial cuando se estudia sus casos para ser elevado a los altares de la Iglesia.

Hay que aclarar que ningún santo(a) incluyendo a la virgen María pueden hacer un milagro.

Quiénes serán canonizados junto a Gianna Bereta Molla

-Aníbal María de Francia (1851-1927), sacerdote italiano, fundador de las Congregaciones de los Padres Rogacionistas del Corazón de Jesús y de las Religiosas Hijas del Divino Celo. Su carisma es el de la oración y la acción por las vocaciones.


-José Manyanet y Vives, sacerdote, fundador de la Congregación de los Hijos de la Sagrada Familia de Jesús, María y José y de las Misioneras Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret. Nació el 17 de enero de 1833 en Tremp (España) y falleció el 17 de diciembre de 1901 en San Andrés de Palomar. Impulsó la espiritualidad familiar y promovió la construcción del templo de la Sagrada Familia de Barcelona del arquitecto Antoni Gaudí, cuya causa de beatificación está en marcha.


-Nimatullah Al-Hardini (Joseph Kassab), sacerdote religioso de la Orden Libanesa Maronita, nacido en 1808 en Hardine (Líbano) y fallecido el 14 de diciembre de 1858 en Kfifane (Líbano). En el silencio del monasterio se dedicó a la oración, a la enseñanza de la Teología y al trabajo manual. Entre sus alumnos se encontraba san Charbel Maklouf.


-Paola Elisabetta (en el siglo Costanza Cerioli, viuda Busecchi-Tassis), fundadora del Instituto de la Sagrada Familia y de la Congregación de la Sagrada Familia. Nació el 28 de enero de 1816 en Soncino (Italia) y falleció el 24 de diciembre de 1865. Perteneciente a una familia rica y noble, se quedó viuda siendo joven. Habiendo perdido a sus cuatro hijos, se dedicó a atender a los niños y muchachos pobres del campo. Fundo dos congregaciones, una femenina y otra masculina, para su educación.El día de la fiesta de todos los Santos, nació en las catacumbas de Roma, al honrar de forma general a muchos mártires que en tiempos de Diocleciano fueron inmolados. Este día comenzó a celebrase en el siglo IV, en Antioquía se realizaba una fiesta para todos los mártires el primer domingo después de Pentecostés. El Papa Bonifacio IV en el siglo VII, estableció la fecha el 13 de mayo, día que También se celebraba del panteón a la Virgen y a todos los mártires; durante la misa se dejaban caer los pétalos de rosas rojas en forma de lluvia como señal de júbilo y esperanza. Posteriormente, El Papa Gregorio IV, fue quien después de trasladar gran número de mártires desde las catacumbas a un panteón Romano, lo denominó Iglesia de Santa María de los Mártires, y consagró su fiesta el primero de noviembre del año 835. Esta fecha fue escogida, por coincidir con la terminación de la cosecha, cuando no faltarían los víveres para la gran muchedumbre que ese día se reunía. Hoy se honra en ella a todos los ángeles y santos

Santa Clara de Asís, fue proclamada la patrona de la televisión por el Papa Pío XII, debido a su facultad de ver cosas desde otros lugares (clarividente).

Hay varios candidatos en la Santa Sede para ocupar este mismo lugar en el Internet, los más opcionales son:
a. San Isidoro de Sevilla, un estudioso sacerdote español, del siglo VII, a quien se le atribuye haber escrito la primera enciclopedia del mundo; una colección de 20 volúmenes de diferentes temas.
b. San Maximiliano Kolbe, sacerdote franciscano polaco, y destacado periodista, creó varias imprentas y periódicos católicos en el siglo XX.
c. El Arcángel San Gabriel, mensajero de Dios en la Tierra, y patrono de las telecomunicaciones.
d. Santo Tomás de Aquino, consagrado escritor dominico de la Edad Media.

Los santos(as) llamados “místicos” que tuvieron dones o privilegios especiales, tales como: revelaciones particulares, profecías, glossolalia (don de lenguas) o xenoglosia (hablar en lenguas extranjeras); estigmas, visiones y sueños de Jesús, María, los ángeles u otro santo; bilocación (estar en dos lugares al mismo tiempo), clarividencia, levitación (levantarse del suelo) y demás; no merecen un trato especial cuando se estudia sus casos para ser elevado a los altares de la Iglesia.

domingo, 22 de mayo de 2011

PENSAMIENTOS DEL MONJE SILVANO DEL MONTE ATHOS considerado un verdadero "staret" o padre espiritual (1866-1938)

EL ESPÍRITU SANTOSÓLO CONOCEMOS A DIOS POR EL ESPÍRITU SANTOEl staret vuelve constantemente sobre los mismos temas: 
. Sólo conocemos a Dios por el Espíritu Santo.
. Dios ama a los hombres con un amor infinito, lo sabemos por el Espíritu Santo.
. El Espíritu Santo es sobriedad, dulzura, humildad, y trae paz, compasión, y amor a los enemigos.
. Aquél que en el fondo de su ser vive estos pocos pensamientos, ve a través de ellos, el UNIVERSO entero.
EL ESPÍRITU es la VIDAEn la alternancia del pecado y la gracia, el hombre llega a la convicción de que él no tiene la vida en él mismo, sino que el ESPÍRITU Santo es la VIDA. Sólo cuando el hombre es favorecido con la venida del Espíritu Santo, comunica a los otros la VIDA ETERNA, que es Dios mismo, con una LIBERTAD que la palabra humana se impotente de describir.
¿Quién ES SANTO?
No es en absoluto "santo" aquél que ha conseguido un grado muy elevado en la moral humana, o en una vida ascética, o de plegaria, sino aquél que se condena él mismo por DON del Espíritu Santo que vive en él.
SALVAR a todos los HOMBRES
N
adie puede salvar los otros sino por el AMOR. Y el amor quiere ir hasta el final. Es por eso que abraza a todos los hombres de todos los tiempos, o sea el Adán TOTAL. Una vez preguntamos al Starets cómo podríamos encontrar un amor TAN GRANDE. Y nos dijo: es normalque nos amemos porque todos tenemos la misma naturaleza. Y la FUERZA para amar nos la dará el Espíritu Santo.

La COMUNIÓN del ESPÍRITU


Quien ama a Dios, es insertado en la vida divina. Quien ama al hermano es insertado en la vida del hermano. Quien ama el mundo entero entra en COMUNIÓN con toda la humanidad. Hay que hablar de una comunión ontológica, allí donde actúa la gracia del ESPÍRITU Santo, creador de todas las cosas.

La LIBERTAD

Los hombres buscan la libertad en la "nada", y la libertad sólo existe en Dios, o sea donde hay VIDA verdadera. El hombre se hace libre cuándo tiene el ESPÍRITU SANTO. Todo hombre que se da al pecado queda esclavo de él, mientras que "allí donde está el Espíritu, está laliberación" (2Cor 3, 17)
LA DEIFICACIÓN
Nuestra DEIFICACIÓN 

Nuestra deificación empieza AHORA, y se manifiesta en el acto de 
la Encarnación: "venida - muerte - descenso al infierno" de Jesús. Es, pues, por este camino que nos convertimos en semejantes a Dios, en Cristo, por toda la ETERNIDAD. Es un camino que une la máxima "felicidad" y el máximo "sufrimiento", de forma MAJESTUOSA.
La PALABRA de DIOS
La Palabra de Dios no se dirige a nuestra inteligencia, sino a lo más profundo de nosotros mismos. Aquél que le abre el corazón hasta su última profundidad, se convierte en "divinizado". Eso no lo podemos en absoluto explicar a aquéllos que no han hecho ésta experiencia.
La DEIFICACIÓN del HOMBRE
No es en absoluto para vivir la vida del hombre que Dios ha creado el mundo, sino para que el hombre viva la vida de Dios. Así cuando el hombre no llega a la DEIFICACIÓN (irrealizable sin la ayuda de Dios) el sentido de su existencia desaparece. En la deificación, el hombre se convierte en plenamente realista, porque lo ve todo con los ojos de Dios.
EL AMOR
Los DOS AMORES

Quien no conoce el amor perfecto se siente dividido por dos amores: cuando ama a Dios, se aleja de los hombres llevado por un egoísmo espiritual. Cuando ama a los hombres se aleja de Dios, como cosa inútil. El Starets fundía los DOS AMORES en una unidad, pero con diversas "manifestaciones": GLORIOSO para Dios, y CRUCIFICADO para los demás.
La ACTITUD con el PRÓJIMO
La actitud que tenemos hacia nuestro prójimo es el indicio seguro del grado de conocimiento que tenemos de DIOS y de nosotros mismos.Todo el mundo tiene un valor precioso delante de Dios, y una gran DIGNIDAD. Por eso no nos tenemos que permitir nunca tener contra alguien un pensamiento amargo, ni herirlo. Pues todos somos HIJOS de DIOS.
AMOR a los PECADORES
En los ojos del Starets Silvano este criterio del amor a los pecadorestenía una importancia DECISIVA. Decía: El Señor es Misericordioso y compasivo con TODO EL MUNDO. Tiene piedad de los PECADORES como una MADRE de sus hijitos, aunque vayan por mal camino. Allí, pues, donde no hay amor a los pecadores, el Espíritu Santo está AUSENTE
ESCLAVOS de los HERMANOS
Los hay que tienen miedo de amar a los hermanos, pensando que ellos 
se aprovecharán
 de su "debilidad". Pero esta "debilidad" es falsa. Por este camino los SANTOS haciéndose "esclavos" de los hermanos, se llevan una VICTORIA que permanece por los siglos.
LAS CARGAS de los OTROS
Los que seguimos a Cristo, nos tenemos que convertir en semejantes a Él, tomando sobre nuestros hombros las cargas, o las enfermedades de los otros. El cristiano tiene que estar al lado de Aquél que "se ha cargado con el PECADO del MUNDO".
EL AMOR CRUCIFICADOEn la base del cristianismo está "el amor crucificado" de Cristo. Un amor lleno de COMPASIÓN hacia el prójimo, que "martiriza" al cristiano. Porque si antes no HEMOS ROTO el propio pecado, seríanlos otros los que se cargarían con nuestras faltas.
El PODER del AMOR
El infierno no es el lugar donde hay los pecadores sino el "estado espiritual" de la criatura que se aleja del AMOR de Dios. El poder del amor es de cambiar el camino de la muerte por el camino de la vida. Pues también nosotros tenemos que pasar, como el Señor, por la CRUCIFIXIÓN, para llegar, por el camino del AMOR hasta ser "hijos de la resurrección".
BEBER el CÁLIZ
Amar con el amor de Cristo significa "beber el cáliz" de la pasión de Cristo. Porque todo amor según el mandamiento de Cristo, pasa por la encrucijada de la prueba. No es sino por la PRUEBA, que el amor recibe un valor de eternidad.
EL SEGUNDO MANDAMIENTO
Si después de un estado de contemplación, no se siente amor hacia los "enemigos", o queda en el alma un sentimiento de orgullo o autosuficiencia, hay que creer que ha sido una contemplación FALSA. El amor a los "enemigos" nos dice en qué medida vivimos en Dios.
PAZ en el CUERPO 
Para tener PAZ: hay que amar a todos los hombres sin hacer diferencias, y hay que estar siempre preparado para morir. Entonces la paz no solamente inundará el alma, sino también el CUERPO.
EL AMOR AUTÉNTICO 
Es asumiendo la falta del otro que se revela la autenticidad del amor. ¿Dónde sería el amor si sólo quisiéramos el lado agradable? Cuando se toma libremente sobre uno mismo la falta y las penas del otro, entonces 
se AMA verdaderamente.
El AMOR a los ENEMIGOSEl amor a los "enemigos" (a los que no nos demuestran simpatía) es la señal que estamos en COMUNIÓN con Dios. El Amor a todos los hombres, tanto a los que hacen el bien, como a los que nos hacen daño, es el que nos hace parecidos a Cristo, que ha extendido sus brazos en la Cruz para REUNIRNOS a todos. 
El ir más allá de la simpatía, nos lleva a la plenitud de la existencia.
LA OBEDIENCIA
PEDIR la OBEDIENCIA
Es tan grande la "ciencia" de la obediencia, que TENEMOS QUE ROGAR MUCHO a fin de que nuestros "ojos espirituales" se abran, y puedan ver la importancia que tiene para nuestra santidad.
FRUTOS de la OBEDIENCIA
Sin la obediencia nos quedamos inevitablemente en un círculo cerrado, siempre miserable, ante la ETERNIDAD. Sea cuál sea el grado de educación de una persona, sin obediencia evangélica el acceso a sumundo interior está cerrado, y el amor de Cristo no puede en absoluto penetrar.

La OBEDIENCIA al HERMANO 
¿Si no somos humildes y obedientes delante del hermano, como lo seremos delante de Dios? ¿Cómo seremos dóciles a su voluntad eterna? La ascesis de la obediencia nos es indispensable no solamente en referencia a Dios, sino en referencia al hermano. Pues la CRUCIFICANTE ascesis de la obediencia, afina en nosotros la capacidad de percibir más profundamente la voluntad de Dios.
El PODER de la IMAGINACIÓN
El creyente humilde y simple se libera del poder de la imaginación irreal y de las "elevaciones desencarnadas", por el deseo de vivir según lavoluntad de Dios. Eso es a la vez tan simple y tan escondido a los ojos de los "sabios", que se imposible comunicarlo con palabras.

Las TINIEBLAS EXTERIORESPara vivir según la voluntad de Dios y no siguiendo el propio deseo, hace falta la renuncia a la voluntad propia y a la imaginación, que son incapaces de producir del nada una existencia real. La propia voluntad y la imaginación son más bien tinieblas exteriores.
Las ETAPAS de la OBEDIENCIA
Al principio la obediencia es un acto de abandono pasivo. En una forma mas perfecta la obediencia es una actividad positiva que quiere acoger la voluntad del otro. Entonces el corazón SE ABRE y se enriquece. Pero en un estadio todavía más perfecto la obediencia nos lleva a percibir con fineza en el otro, la imagen de Dios, cosa que supone un grado muy alto de madurez.
SIEMPRE DULCE
Cuando Silvano hablaba de Dios era atrevido, audaz, como si no tuviera temor de Dios. Nosotros le decíamos: "calla!" Y él, siempre dulce, callaba. Nosotros sabemos que los que caen en la "ilusión espiritual" son desobedientes y se enfadan cuando alguien los contradice. El Starets NO LO HACIA NUNVA.
LA PLEGARIA
El  FIN  ÚLTIMO es la PLEGARIA

La esencia de la plegaria no se encuentra en la reclusión del desierto, sino en el permanecer constantemente en Dios, haciendo su voluntad allí donde estemos. Sea cuál sea la forma de vida que llevamos, y el lugar donde vivimos, la PLEGARIA permanece siempre el fin último de nuestra vida.
La LUCHA contra las PASIONES
El camino de la plegaria empieza por la lucha contra las pasiones, en la que el espíritu se vuelve estable por la plegaria, y el corazón ve las realidades con una CLARIDAD que toca la certeza. Entonces el espíritu empieza a callar. Y este SILENCIO del corazón nos pone en el umbral de la contemplación, a la cual TODOS somos llamados.
VENCER el ORGULLO
La más profunda y dolorosa de todas las luchas es la lucha contra el orgullo que vuelve ciego al monje para ver todo aquello que lo supera. Para vencerlo hay que evitar instalarse en el interior de nuestras PRETENSIONES, y en silencio, sin ser visto por nadie, rogar a Dios, derramando lágrimas de compunción.
La CONTEMPLACIÓN¿Cuál es la garantía de nuestra contemplación? ¿Cómo saber que no  caemos en la imaginación? El bienaventurado Silvano afirmaba categóricamente que el solo criterio es el amor a los enemigos. Allí donde está el Espíritu reina infaliblemente el HUMILDE AMOR a los ENEMIGOS, y la plegaria por todo el MUNDO.
Las PRUEBAS
Dios no es siempre fácil para el hombre. En periodos prolongados uno puede sentir como si la gracia lo hubiera abandonado. Entonces desde las TINIEBLAS se gira hacia Dios con una verdadera plegaria. Después de haber pasado ésta "dura prueba", comprende que "NADA lo puede separar del amor de Dios".
La MENTIRA de la VIDA
Cuando el hombre ruega, llega a la paz profunda. Pero sabe que si hoy ha dicho "jamás", mañana se hará atrás, experimentando la MENTIRA de su vida. Entonces, poco a poco, su plegaria lo va llevando a laVerdad de Dios, a la cual se llega con la "muerte".
La VIDA EVANGÉLICA
El staret era un testimonio viviente de como el conocimiento de las verdades espirituales más elevadas, se obtienen viviendo una vida evangélica y no por la erudición. Su conocimiento no era abstracto sinoVITAL, y era el fruto de su ascesis en la plegaria.
EL  RECHAZO  DE  LA  MUERTE
El rechazo a aceptar la absurdidad de la muerte, como un retorno a la "nada", nos mueve a buscar en las Escrituras, palabras de Vida ETERNA. Pero ninguna palabra, ningún libro, ningún pensamiento, es suficiente para convencernos. Sólo la PLEGARIA nos conduce a lacerteza que Dios, nos ha admitido a su ETERNIDAD.
LA PLEGARIA y el TIEMPO
La plegaria nos hace entrar en la ETERNIDAD, más allá del tiempo. Entonces entendemos que "para Dios 1.000 años es como un día" 
(2Pe 3,8). Que "ya tocamos el fin de los siglos" (1Cor 10,11), y que "Él nos ha escogido antes de la creación del mundo" (Ef 1, 4)... 
Es que para los cristianos EL TIEMPO YA HA LLEGADO al fin, y "ven la llegada del Reino, antes de saborear la muerte" (Mc 9, 1).



CREAR  NUESTRA  PLEGARIA
La plegaria es la creación suprema del hombre. Hay tantos modos de plegaria como actitudes interiores de la persona. La pérdida del espíritu de plegaria es un perjuicio que NADA puede compensar. Lo esencial de la vida es guardar el corazón puro con el fin de poder ROGAR.
La VIDA ESPIRITUAL
EL  RECHAZO  de  TODO  EL  MUNDO

El cristiano es un ser completamente sin defensa. Está bajo los golpes de todos y de cada uno. Es el esclavo de todos y como "el rechazo de todo el mundo" (1Cor 4, 13) y al mismo tiempo él, y sólo él, es LIBRE, en el sentido más profundo de la palabra.
La LIBERTAD de los HIJOS
El hombre se justifica y se excusa porque no se quiere COMPROMETER. Se justifica porque no es consciente de la libertadque Dios le ha dado. La justificación es una actitud servil. Por eso quererse justificar es propio de un esclavo que no comprende la libertadde los hijos de Dios.

El Espíritu de AMOR y el espíritu de ORGULLOEl Espíritu Santo es amor y paz con Dios y con el prójimo. El espíritu 
de ilusión, o de orgullo, no hace crecer a nadie, ya que no HA CREADO nada. Sólo puede producir la ansiosa locura de la VANIDAD, y conduce a una fría indiferencia. EL ESPÍRITU SANTO es amor, y da al alma la fuerza para amar a TODO EL MUNDO, incluso a los enemigos. Quien no tiene amor a los enemigos todavía no ha conocido a Dios.
FIARSE de DIOS
El asceta no se fía de él mismo, sino que cree que Dios lo puede TODO. La medida infalible es la doctrina de Cristo, que es la fuente de VIDA DIVINA. Esta FE lo lleva a someter todos sus juicios, al solojuicio ÚLTIMO. Porque todo acto, por pequeño que sea, comparececada día ante la PALABRA de CRISTO.
 
El CONOCIMIENTO ESPIRITUAL
Llegar al "conocimiento espiritual" es una cosa muy lenta, y hay que dejar pasar muchos años. No es posible adquirirlo sin la venida de Dios. Cuando Dios descansa en una persona, ella vive en Dios con una certeza que no se puede explicar con palabras. Delante de este Dios más grande que sus palabras, ella resto SILENCIOSA en unbienaventurado reposo.

EL DIOS PERSONAL
Cuando el Dios personal se revela al hombre, éste toma conciencia de su propio carácter personal, en el cual se refleja la "imagen de Dios". Entonces se le da la experiencia de su individualidad, en un verdadero NACIMIENTO de ARRIBA.

La COMUNIÓN con DIOS
La verdadera vida espiritual no se sitúa en el plan de la imaginación, sino que es CONCRETA y POSITIVA. Es una comunión con Dios por una plegaria personal. La percepción de un Dios personal purifica la imaginación y las especulaciones abstractas, y nos hace penetrar en una COMUNIÓN viviente e íntima.

PRESENTIR la Vida ETERNA
El que todavía no presiente la vida ETERNA no tiene un Amor perfecto y puede ofender a su hermano. Cuando Silvano presintió la "VIDA en CRISTO" descubrió la SEMBLANZA escondida que todo el mundo tiene con Dios. Entonces su AMOR a los hermanos fue "perfecto".

VIVIR en la GRACIA
Aquél que vive en la gracia, ve la gracia en los otros. La actitud de una persona hacia su prójimo, denota la medida de la gracia que él tiene. Si ve en su hermano la presencia del ESPÍRITU SANTO quiere decir queél lo tiene en su corazón.

MORIR EN CRISTIANO
No se puede vivir "en cristiano", sino sólo morir en cristiano. Ya que mientras vivimos en este mundo la "carne" no nos permite permanecer ininterrumpidamente en Dios, "aquél que ama nuestra alma". No 
se llega a la perfección sino por el gran misterio de la muerte, que pone la "señal" de la vida eterna, sobre el camino de la persona humana.

EL CONOCIMIENTO espiritual
Hay un camino que lleva al conocimiento espiritual, y que consiste en entrar dentro de uno mismo para encontrar a Dios y a los HERMANOS. Entonces, integrado en Dios, el monje ve TODO EL UNIVERSO. El Starets Silvano, libre de toda vana curiosidad y de todo aferramiento pasional, estaba continuamente ocupado por DIOS y por los demás.

La PROPIA RESURRECCIÓNLa FE es lo que nos salva. Por la Fe en la misericordia de Dios, el hombre vive su propia resurrección. A pesar de todo, la mayoría de cristianos no han vivido nunca esta "propia resurrección" pero elloscreen, y esta Fe también los salva. Hora vendrá que esta FE hará salir al hombre de las tinieblas para llevarlo a los vastos espacios de la VIDA ETERNA.


La PROVIDENCIALa vida espiritual al principio es fácil pero después es puesta a pruebaduramente. La actitud de los demás, las enfermedades, las circunstancias, todo se gira en contra de él. Sólo lo sostiene la fidelidady la confianza en Dios. No será hasta después de que la "prueba" haya pasado que comprenderá la inefable PROVIDENCIA de Dios que siempre nos guarda.

EL INFIERNOEstas reflexiones sobre el infierno de Silvano nos sorprenden. Para captar su pensamiento hay que leer completa su obra. Puede ser más entenedor saber que Silvano, antes de entrar en el monasterio fue un adúltero, y durante el resto de su vida tiene remordimientos. Un día, dice que oyó la voz de Dios que le decía: "permanece en el infierno y quédate en paz". Como queriendo decir que aunque piense que merece el infierno, Dios está allí con él. Quizás lo podríamos comparar con Teresa de Lisieux que decía: "querría estar en el infierno a fin de que también allí alguien alabara a Dios". Quien sabe si necessitaríamos experimentar una CONFIANZA ABSOLUTA, en Aquél que sabemos nos ama.
Las TRES LUCHAS
El monje vive tres luchas: la 1ª contra las pasiones de la carne, la 2ª contra la irascibilidad, y la 3ª contra el orgullo. Este último combate es el más penoso y dura toda la vida. Sólo es "condenándose a si mismo al infierno", que el corazón deviene libre para recibir el AMOR de Dios, que hace estancia en los HUMILDES.
La  BAJADA  al  INFIERNOCondenándose uno mismo, y ahogando con los sufrimientos toda pasión, el hombre libera su corazón con el fin de recibir el AMOR divino. Y es solamente cuando este amor lo haya llenado plenamente, que el "descenso" con Cristo al infierno será revelado. Pues Dios loabraza todo, el infierno comprendido. Fuera de esta experiencia de "bajada al infierno", es imposible conocer el amor de Cristo, su GÓLGOTA, y su RESURRECCIÓN.
TODOS los HOMBRES SON BUENOS
"Mantener el espíritu en el infierno y no desesperar", es la experiencia de todos los Padres del desierto. Un día S. Antonio oyó a un campesino que decía: "yo pienso que todos los hombres son buenos y que sólo yo merezco el infierno", y comprendió que aquí estaba laperfección. Él, y todos los Padres han querido llegar a aquí, con todas sus fuerzas.
EL MUNDO
La PLEGARIA por el MUNDO ENTERO

El staret sentía que la plegaria por el mundo entero era la VIDA ETERNA. Experimentaba que era como la acción divina en el alma de la persona, DON de la gracia increada, a través del Espíritu Santo. Él creía que el mundo "continua existiendo", gracias a este DON.
Los  SANTOS
Decía: los SANTOS son "la sal de la tierra", el fruto maduro, gracias al cual la tierra ES SALVADA. Cada Santo constituye el tesoro precioso y ETERNO del Mundo ENTERO. Pero mientras tanto el mundo prefiere ignorarlos, y a menudo mata a sus profetas.
EL GRAN AMOR de DIOS
El staret concebía la vida terrenal de Cristo como amor al mundo entero. La verdadera fe no nos viene del estudio de las religiones, sino de rogar con HUMILDAD para que el Señor nos dé el amor de Cristo por el mundo entero. Entonces el Señor nos hará conocer el GRAN AMOR con que Dios ama a la Humanidad.
El ODIO contra el PECADO.
Para permanecer en Dios es indispensable que el "odio" llegue a lacumbre de la intensidad. Pero que vaya dirigido contra el pecado quevive en mí, contra el mal que actúa en Mí, no en mi hermano.
PLEGARIA por el MUNDO
Habiendo roto con el "mundo", el monje lo reencuentra dentro de él mismo, pero de una manera nueva: en una unión de amor por toda la eternidad. Por la PLEGARIA integra en su propia vida, TODOS los SERES de todos los lugares y de todos los tiempos. En lo profundo de su corazón, vive la historia del mundo como propia.
EL MONJE y el MUNDO
El monje "deja" el mundo para encontrar a Dios. Entra en su corazón y lo purifica de todo egoísmo "mundano". Entonces, en lo profundo de su corazón purificado, encuentra el MUNDO ENTERO. Ya nada le es "forastero" o exterior.
LLORANDO
El staret tenía plena conciencia que nuestra plegaria tiene una sola finalidad: que todos los hombres sean salvados. Un día vimos el starets LLORANDO, mientras pedía misericordia por todos los pueblos de la tierra.
AL FINAL de la VIDA
Al final de su vida el staret retornaba constantemente sobre estos dos temas:
. Todos somos una sola familia. Roguemos para TODOS.
Y él estaba constantemente absorbido por la PLEGARIA por el MUNDO.
LA SABIDURÍA
EL AMOR COMPASIVO

Por sabio que sea un hombre, si no ama con amor compasivo a todo ser humano, no CONOCE a Dios. Quien tiene este amor, vive en la Trinidad, y comunica la vida eterna. En el Espíritu Santo, conoce al Padre y al Hijo, y es "dios" por gracia. Por simple, pobre, e ignorante que sea, tiene la última síntesis de toda la TEOLOGÍA.
La ÚLTIMA PALABRA
El mundo está lleno de riqueza, y de sabiduría en obras de arte, bibliotecas y estudios, pero el staret se paraba en un solo punto: el amor humilde a TODOS los HOMBRES. Decía: "eso lo es TODO".
UNA COSA IMPORTANTE
Un día, entusiasmado con las obras de teología dije al starets: ¡"qué tristeza no tener fuerzas, ni tiempo, para estudiar todas estas obras"! Él me respondió: a mi entender hay una sola cosa importante: devenir humilde. Quien es humilde y ruega, sabe la teología de Dios.
LA HUMILDAD
Hasta el ÚLTIMO PELDAÑO

La vida cristiana es contraria al despliegue ordinario de la vida humana, y a su escalera de valores. El cristiano que en su corazón se humillahasta el último peldaño, "más abajo que toda criatura", por esta HUMILDAD se levanta hacia Dios, más arriba de lo que es propio de las criaturas.
SÓLO HAY QUE APRENDER LA HUMILDAD
¡Oh, que débil es mi espíritu!, decía. Una ligera ventolera es suficiente para extinguirlo. Por amor del Señor los santos soportan grandes cosas y hacen milagros. Pero yo sólo es la HUMILDAD lo que quiero aprender, con el fin de no herir nunca a nadie y rogar por TODO EL MUNDO.
ETAPAS de la VIDA espiritual

Según el staret son 3: La 1ª es la recepción de la gracia que Dios da a todo el mundo. La 2ª es la pérdida de la gracia. Nadie lo ha sabido guardar. La 3ª es recuperar la gracia por la ascesis de la humildad. En esta tercera etapa son raros los que llegan, pero sólo son éstos los que tienen una VERDADERA vida ESPIRITUAL.
NADIE  LO  CONOCÍANosotros pensamos del staret que trabajaba y vivía entre los hombres como el más simple de los hombres, pero nadie, si no es Dios, lo conocía.

Etiquetas

Aqui estoy solo para Glorificar a Dios y hacerlo Amar.